PANELLETS



Ingredientes (Entre 60 y 70):
500gr harina de almendra
300gr azúca
200gr patata blanca
2 huevos
Para los distintos tipos de panellets (las cantidades de estos ingredientes son orientativas, dependiendo de cuantos hagamos de cada tipo necesitaremos más o menos):
~300 gr piñones
~100gr almendras tostadas enteras
~100gr almendra picada (no molida)
~200 gr fideos de chocolate (virutas de chocolate)
un tarro de guindas en almibar.
cacao en polvo (cacao 100%, no azucarado)
~100 gr coco rallado
La ralladura de la piel de un limón
Una o dos naranjas
200 gr de azúcar (para la naranja careamelizada)
Elaboración:
Masa básica:
Precalentar el horno a 180 ºC.
Hervir la patata sin pelar y sin sal ni aceite (o cocerla al microondas) hasta que está blanda (al microondas son uno 10min girándola cada 5min). Los tiempos varían en función del tamaño de las patatas. Secarlas y dejarlas enfriar. Pelarlas y ponerlas en un cuenco grande. Chafarlas bien con un tenedor hasta que queden convertidas en un puré sin grumos. Añadir la almendra y el azúcar y amasar bien, con las manos, hasta que la pasta quede homogénea, con los ingredientes bien mezclados. Asegurarse de que no quedan grumos de patata. Ésta es la masa básica para los panellets, la repartiremos para hacerlos de distintos tipos.
Todos los panellets se hornearán unos 10-15 minutos a 180ºC en una bandeja forrada con papel de horno.
Una de las cosas que hace de los panellets un postre entrañable es la gran facilidad de su elaboración y el inmenso margen creativo que permiten. Son ideales para que los niños puedan participar en su elaboración y hay muchísimos ingredientes que pueden ser añadidos a esta masa básica. Además, se pueden elaborar con simpáticas y variadas formas ya que esta masa es muy maleable.
Algunas sugerencias:
Panellets de piñones (los clásicos):
Batimos 1 huevo. Con una cucharilla cogemos pequeñas porciones de masa. Con las manos hacemos pequeñas bolitas, de unos 1,5 - 2cm de diámetro, no más. Las pasamos por el huevo batido y luego por los piñones (es más fácil si los colocamos en un plato) para rebozarlos. Es necesario apretar entonces las bolitas para que los piñones se queden bien adheridos a la masa, un poco hundidos en ella.
Batimos la yema del otro huevo (la clara no la usaremos). Cuando tenemos los panellets colocados en la bandeja los pintamos por arriba con al yema y los horneamos.

Coco rallado:
No sólo mezclamos el coco en al masa sino que las bolitas se rebozan en coco rallado. A estos panellets se les suele dar forma de champiñón invertido. Untamos la punta del panellet con la yema del huevo para que quede dorado al hornearlo.
Aunque con forma de conejitos hacen las delicias de los más pequeños (y no tan pequeños)!
Panellets
Chocolate:
Podemos mezclar cacao en polvo con la masa o bien los fideos de chocolate. Las bolitas se pueden rebozar con las virutas de chocolate o estos panellets se pueden bañar en chocolate amargo (cobertura de chocolate al 70%) después de hornearlos. Para la cobertura de chocolate ver receta. Estos panellets no se pintan con yema antes de hornearlos.
Almendra:
También podemos añadir un poco de la ralladura de la cáscara de un limón a la masa para darles aroma a limón. Pueden hacerse colocando una almendra tostada sobre la bolitas o bien rebozando la masa con almendra picada (que no molida) también ligeramente tostada para que no quede reblandecida. Éstos también se pintan con yema para que se doren.
Guinda:
Podemos mezclar un poco de guinda picada muy fina en la masa. Sobre las bolitas de masa colocamos media guinda. No hay que pintarlos con yema antes de hornear.
Naranja amarga (de creación propia):
A la masa básica se le añade raspadura de naranja (con cuidado de no rallar la parte blanca, sólo la cáscara más superficial). Las bolitas de masa se hornean sin pintar como las demás. Para decorar y aromatizar estos panellets confeccionamos pequeñas tiras de piel de naranja caramelizada:
Pelamos una naranja con mucho cuidado de no llevarnos la parte blanca de la piel, sólo la capa más superficial. Procurar que se formen tiras largas y al menos de 1-1,5cm de ancho. Ponemos un cazo con un vaso de agua a hervir y unos 200gr de azúcar, mezclamos bien para disolver el azúcar, cuando arranca a hervir añadimos la piel de la naranja. Dejarlo hervir a fuego lento durante unos 10-15min, hasta que la cáscara esté blanda. Retirar la cáscara del caramelo que se ha formado y cuando esté tibia cortarla en pequeñas tiras de uno 2mm por los 1,5cm del ancho de la piel. Rebozarlas con azúcar y dejarlas enfriar.
Recientemente (edito en Noviembre de 2013) he empezado a hacerlos también de fresa y frambuesa utilizando fresa y frambuesa deshidratada. Esos los adorno con unos corazones de azúcar que compré en Gadgets de cuina. Quedan muy resultones!
Una vez las bolas de masa están frías las bañamos en una cobertura de chocolate amargo (ver receta) y con el chocolate aun caliente colocamos una de las pequeñas tiritas de naranja sobre el panellet, a modo de decoración. También puedes bañarlos en chocolate blanco!
Ya veis que lo bueno de los panellets es que dan mucho juego! Atreveros a probar cosas distintas!
A disfrutarlos!

2 comentarios:

LAURA GARCIA dijo...

Tienen una pinta buenísima, pero el que está bañado con chocolate tiene que estar riquísimo! Interesante la opción de la tira de piel de naranja...

Roser Uf dijo...

Te lo recomiendo encarecidamente, Laura! Es el primero en desaparecer!